In Noticias, Blog

²Los humanos habitaron las Cuevas de El Cantal, de Rincón de la Victoria, hace 48.000 años. Ello supone que llegaron hasta el lugar 20.000 años antes de lo que pensábamos hasta la fecha.

Así lo demuestra una nueva investigación llevada a la cabo en las cuevas de nuestro destino y cuyos resultados se han dado a conocer durante la clausura del  segundo ciclo de conferencias sobre las Cuevas Prehistóricas de Rincón de la Victoria.

Los grupos humanos Neandertales ya usaban las cuevas de El Cantal como refugio hace algo más de 48.000 años y lo reflejan los últimos veinte meses de trabajos científicos en las Cuevas de El Cantal, que han propiciado un cambio cualitativo en el conocimiento y valoración de estas cavidades. Son casi dos años de trabajos científicos que se recogen en el libro editado por la Diputación de Málaga: “Prehistoria en las Cuevas de El Cantal».

El conservador de las cuevas de Ardales y Rincón de la Victoria, Pedro Cantalejo, es uno de los investigadores, que subraya la importancia para las Cuevas de Rincón de la Victoria de contar con los investigadores del Instituto de Investigación Cueva de Nerja y de la Cueva de Ardales/Universidad de Cádiz, «ya que ello ha supuesto un extraordinario avance para los yacimientos, que entrarán, a partir de 2024, en un nuevo proyecto de análisis que incidirá en esa etapa entre los últimos Neandertales y los primeros Homo sapiens”.

En este libro se han inventariado 41 cavidades naturales (cuevas y abrigos). Doce de ellas, situadas en la zona alta, como la Cueva del Tesoro y Victoria, y otras 29 en la zona de los antiguos túneles de ferrocarril y frente marino, por donde discurre la Senda Litoral.

El libro ha sido editado en versión papel pero también está disponible en versión digital en formato pdf y se encuentra alojado en la web de la Gran Senda de Málaga

Los autores del libro son: Pedro Cantalejo Duarte, María del Mar Espejo Herrerías, Luis-Efren Fernández Rodríguez, José Ramos Muñoz, Cristina Liñán Baena, Yolanda Del Rosal Padial, Hipólito Collado Giraldo, José Antonio Molina Muñoz, Antonio ArandaCruces y Pedro Cantalejo Espejo.

 

Cronología y 20 meses de investigación

El 25 de febrero de 2022 y tras largos meses de preparación física y documental, se procedió a la apertura al público de la Cueva de la Victoria y de la Galería del Higuerón (esta última situada en un sector no turístico de la Cueva del Tesoro).

Ambas cavidades eran conocidas, desde principios del siglo XX como cuevas con arte rupestre prehistórico y con sendos yacimientos que fueron estudiados durante los años cuarenta y cincuenta del siglo pasado.

El arte rupestre se volvió a estudiar en los años ochenta y, posteriormente, en 2007, aplicando nuevas tecnologías a la realización del nuevo inventario. Pero la arqueología había quedado estancada desde 1972 y siempre con el inconveniente de que más de mil piezas arqueológicas se atesoran en Madrid, repartidas entre el Museo Arqueológico Nacional y el Museo Nacional de Ciencias Naturales.

Tras la reapertura, hace veinte meses, el equipo autorizado por la Delegación Territorial de Turismo, Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía en Málaga, retomó la limpieza de las zonas arqueológicas, el estudio sobre la conservación del arte rupestre prehistórico, la monitorización de parámetros ambientales, nuevos estudios geocronológicos y la necesaria adecuación que hace posible el recorrido controlado de treinta personas diarias al interior de estas cavidades prehistóricas, repartidas en tres visitas.

Recommended Posts