Sin duda, una de las estampas más emblemáticas del municipio. La Casa Fuerte de Bezmiliana se concibió con carácter militar allá por 1766 para evitar males mayores con la piratería que rondaban las costas rinconeras. Ahora, es un auténtico lujo y visita obligada para los amantes de las exposiciones.

Sus jardines, su fuente, la estatura de Europa, su porte, invitan a fotografiarse delante de esta fortaleza.

Se usa ahora como sala de exposiciones aunque también suelen organizarse conciertos a lo largo del año.

Horario de entrada.

De martes a sábados de 10:30 a 13:30 horas y de 17:00 a 20:00 horas.
Domingos de 10:30 a 13:30 horas.