In Noticias

Investigadores de seis países diferentes se han dado cita en las cuevas de Rincón de la Victoria dentro de un proyecto Internacional First Art de National Geographic

Y es que las cuevas de El Cantal siguen despertando el interés de la comunidad científica internacional.

Es la segunda visita científica que hace el equipo con el objetivo de aumentar el registro de datos y posibilitar el conocimiento sobre las autorías de estas pinturas. No podemos estar más expectantes y orgullosos de que las cuevas de El Cantal sigan despertando tanto interés.

En febrero de este año, los investigadores estuvieron en Rincón de la Victoria realizando las primeras muestras y los resultados de las mismas, retrotraen el Arte rupestre contenido en estas cavidades naturales de la Bahía de Málaga, en decena de miles de años. Ello es lo que ha motivado esta segunda visita para contrastar y aumentar el espectro de información complementaria.

Para tal finalidad, en esta ocasión se ha contado con los genetistas del Instituto Max Planck (que en 2022 recibieron el Premio Nobel, por sus investigaciones sobre la genética Neanderthal) y con los físicos chinos de la universidad de Nanjing, especialistas mundiales en las dataciones superiores a cincuenta mil años de antigüedad.

El proyecto está coordinado por el español Hipólito Collado, la portuguesa Sara Garcés, la canadiense Genieve vol Petzing y el norteamericano George Nash, pero en él participan los equipos de genética humana del Instituto Max Planck de Alemania, los responsables de las cronologías prehistóricas de la Nanjing Normal University de China y los investigadores malagueños Luis-Efrén Fernández, Cristina Liñán y Yolanda del Rosal (Cueva de Nerja), José Ramos y Diego Fernández (Universidad de Cádiz), Pedro Cantalejo y María del Mar Espejo (Cuevas de Ardales y Rincón de la Victoria).

Los resultados de todas estas investigaciones verán la luz en publicaciones internacionales que situarán las cuevas malagueñas, gracias a la aplicación de novísimas tecnologías, entre los yacimientos paleolíticos más relevantes del Mediterráneo.

Con esta fase se cierra la campaña de investigación 2023 y se abre la redacción del nuevo proyecto para los años 2024-25, que permitirá continuar con la revalorización científica de sus grandes cavidades prehistóricas, que siguen pudiendo visitarse en formato turístico, en la Cueva del Tesoro, y en el formato cultural (abierto por investigación), en la Cueva de la Victoria y la Galería del Higuerón.

Recommended Posts