In Blog

Una de las imágenes más icónicas de Rincón de la Victoria son sus impresionantes torres almenaras. Una construcción militar que tiene su origen en el periodo andalusí (s. XIV) y que prueba la histórica importancia del municipio en épocas pasadas. Estas edificaciones tienen hoy un objetivo patrimonial y turístico que vamos a conocer en el siguiente post.

El municipio rinconero tiene en su limitación dos torres almenaras, construcciones muy típicas de toda la provincia de Málaga con hasta 41 de estas edificaciones. La primera de ellas se encuentra en el núcleo de Torre de Benagalbón, mientras que la segunda está en la zona de El Cantal, a unos 30 metros sobre el mar y en uno de los mejores miradores de Rincón de la Victoria.

El origen de las Torres Almenaras

Este tipo de edificaciones son un elemento de importancia no solo en Málaga, sino en todo el litoral andaluz, encontrando ejemplos de las mismas en Huelva, Cádiz o Almería. Sus orígenes se remontan a la época del reino nazarí de Granada (1238-1492), en que los musulmanes de la Península Ibérica se irían encontrando cada vez más presionados ante el avance exitoso de la Reconquista.

Sería el sultán Yusuf I de Granada (1318-1354) el que iba a promover la construcción de estas fortificaciones costeras con el objetivo de mantener el control del Mar Mediterráneo. El sultán, además de las torres almenaras, iba a tener un protagonismo en el esplendor urbanístico y cultural de Al-Andalus, siendo artífice de las reformas practicadas en la Alcazaba y el Castillo de Gibralfaro (Málaga).

¿Qué función tenían las Torres Almenaras?

Las torres almenaras son una edificación defensiva de tipo militar cuya función es servir de vigilancia del perímetro costero para alertar de incursiones de piratas u otros ataques de tipo militar. El sistema de aviso se realizaba mediante señales luminosas, ahumadas de día y hogueras de noche. De ahí que estas construcciones dispongan de chimeneas, mediante la que se controlaban estos avisos, que llegaban a otras torres como a los núcleos de población cercanos.

Pese a que las torres almenaras nacen y se popularizan en el Reino Nazarí de Granada en todo el litoral mediterráneo, iban a ser los cristianos, una vez culminada la Reconquista, quienes desarrollan al máximo el potencial de estos sistemas de vigilancia. El objetivo, de nuevo, era prevenir ataques de los piratas berberiscos a las poblaciones costeras.

A raíz de la extinción de la piratería berberisca en el Mediterráneo y el dominio del Imperio Español de los mares, las torres almenaras irían quedando progresivamente en desuso y cayendo en el deterioro. Ahora, reconstruídas por profesionales en la materia, suponen un legado cultural que forma parte de Rincón de la Victoria.

Las Torres Almenaras de Rincón de la Victoria

La Torre del Cantal

Torre del Cantal - Torres Almenaras

La torre almenara se encuentra sobre los acantilados que separan la Cala del Moral de Rincón de la Victoria (Cantal Alto). La torre es de planta circular con una forma troncocónica con una circunferencia de 23 metros y altura de 8 metros. Su construcción está realizada en mampostería, con vano de acceso y matacán que se sitúa hacia el norte, contando también con terraza y chimenea para las señales de aviso.

Desde su posición, a 30 metros sobre el nivel del mar, se vigilaba una amplia línea de costa y las ensenadas potencialmente útiles para el desembarco de las naves piratas que se dedicaron al pillaje en época musulmana y cristiana.

Época: Edad Moderna
Sistema Constructivo: Mampostería y ladrillo
Tipo de arquitectura: Simple
Elementos Arquitectónicos: Troncocónica de 10,65 m. de alto. Posee una cámara con bóveda de ladrillo con acceso en alto por el norte, escalera de acceso a la terraza, chimenea y ventana hacia el mar. La entrada se defiende por ladronera
Estado: Reconstruída
Datos históricos: Torre defensiva
Acceso Senda Litoral: Si
Geolocalización: 36º 42’ 51’’ N 4º 17’ 35’’ O

La Torre de Benagalbón

Torre de Benagalbón - Torres Almenaras

La Torre de Benagalbón se sitúa en la carretera N-340 en un pequeño promontorio del núcleo urbano a la que la propia torre da nombre. También realizada en mampostería, con forma troncocónica, planta circular de 6,60 metros de diámetro y 23 metros de circunferencia, alcanzando una altura aproximada de 8 metros. Presenta un cuerpo inferior macizo sobre el que se levanta la cámara de vigilancia, cuya entrada se localiza a unos seis metros del suelo y en el lado este. Asimismo este habitáculo presenta otros dos huecos en los lados norte y sur. Por una escalera interior se accede al terrado cuyo pretil de protección se encuentra bastante deteriorado. Conserva algunos elementos de sus matacanes. Internamente presentaría una chimenea con su correspondiente salida de humo en el terrado.

Su fábrica es de mampostería, de piedra caliza alternada con hileras de pizarra a tizón que posteriormente se revoca. Se utiliza ladrillo en las aberturas exteriores, cornisas, bóveda interior, entre otros elementos. Parece ser que fue un modelo de torre importada a la península por los árabes durante el s. XI, conservando algo de su revestimiento, cuatro aspilleras y el vano o
ventana de acceso que se sitúa hacia el este.

Época: Edad Moderna
Sistema Constructivo: Mampostería y ladrillo
Tipo de arquitectura: Simple
Elementos Arquitectónicos: Troncocónica con planta circular
Estado: Reconstruída
Datos históricos: Torre defensiva
Acceso Senda Litoral: Si
Geolocalización: 36º 42’ 43’’ N 4º 15’ 21’’ O

Recent Posts