Es, sin duda, uno de los grandes desconocidos del municipio. Situado en la carretera que sube hacía el pueblo vecino de Macharaviaya. Con algo más de 10.000 metros cuadrados es ideal para dar un paseo y conocer parte de la flora autóctona. Cuenta con zona de descanso para disfrutar de las vistas. Lo podéis compaginar con alguna de las rutas a pie del municipio.